Cáncer de hueso, Fundamentos. Bone Cancer Fundamentals

http://www.cancer-forums.net/blog/200/bone-cancer-fundamentals/

Bone Tumor

Bone Tumor
Cáncer de hueso Fundamentos 
Los tumores óseos son un crecimiento neoplásico (crecimiento anormal) de tejido dentro de los huesos. Los crecimientos anormales se pueden encontrar a ser benignos o malignos, por lo que no siempre significa que el cáncer está presente. 
Los tumores óseos se colocan en dos categorías, “tumores primarios” y “tumores secundarios”. Primaria indica que el tumor se originó en el hueso de las células y tejidos derivados de los huesos. Los tumores secundarios pueden tener su origen en otros tejidos como los pulmones o de la próstata, luego se trasladó (metástasis) hacia los huesos. Algunos cáncer metástasis regularmente en los huesos, incluyendo los cánceres de los pulmones, mama, riñón y tiroides. 
Tumores óseos malignos secundarios son, con mucho, la más común, la presentación de 100 veces más a menudo que los tumores óseos primarios. 
Los tumores primarios o son tumores benignos de cancerosos (malignos). Los tumores óseos benignos pueden desarrollar para un número de razones, incluyendo lesiones en los huesos, las neoplasias (crecimiento anormal), infecciones, problemas de desarrollo con los huesos o inflamación. Los tumores primarios a menudo aparecen en el fémur y la tibia. 
Los tumores óseos primarios benignos más comunes incluyen osteoblastoma, encondroma, displasia fibrosa del hueso, quiste óseo aneurismático y tumor de células gigantes en huesos. Los tumores óseos primarios benignos no metastatizan. Los tumores óseos primarios malignos pueden incluir fibrosarcoma, condrosarcoma, osteosarcoma y el sarcoma de Ewing. 
Tumores de hueso malignos secundarios más comúnmente se originan como carcinomas de mama, de pulmón, o de próstata. Sin embargo, es un tanto difícil de obtener las estadísticas reales sobre cómo el cáncer se extendió a los huesos y metástasis, porque en esa etapa el cáncer se ha matado ya a menudo el paciente. 
Los tumores óseos son muy dolorosas y afectan el movimiento del paciente de manera espectacular. A medida que el tumor crece, también lo hace el nivel de dolor que experimenta el paciente y poner el peso en las articulaciones y en movimiento, ya difícil. Además, los pacientes a menudo experimentan fatiga, pérdida de peso, anemia, y fracturas óseas. Sin embargo, en casos raros, algunos pacientes no experimentan mucho dolor y apenas notan una masa ósea se acumule en su cuerpo. 
El tratamiento de los tumores óseos 
El tratamiento puede variar en gran medida dependiendo del tipo de tumor y si es benigno o maligno. 
La radioterapia y la quimioterapia son de uso frecuente en el tratamiento de algunos tumores óseos malignos como el sarcoma de Ewing con buen éxito. Varias formas de tratamiento de quimioterapia están disponibles también con buenas tasas de supervivencia adjuntos a eso también. La cirugía se usa para tratar los tumores óseos que están muy avanzados. Una de las grandes preocupaciones con estos procedimientos es la pérdida ósea y el efecto sobre la densidad ósea, por lo que tiene mucho cuidado cuando se mira en el impacto del tratamiento en la salud de sus huesos. 
Algunos medicamentos pueden ayudar con la pérdida de masa ósea y problemas de densidad ósea asociada con la radiológica, quimioterapia y tratamientos quirúrgicos. Las drogas como Metastron también se dan para ayudar con el dolor de turmors óseas. 
La amputación es también una opción para el tratamiento de los cánceres de hueso que han alcanzado un nivel avanzado de la progresión. A veces “la cirugía para salvar el miembro” se puede utilizar, donde se extrae una parte importante de los huesos, pero reemplazado por hueso de otra parte del cuerpo, lo que le permite conservar la extremidad. Eso puede ser en combinación con tratamientos radiológicos y quimioterapia. 
El pronóstico del tumor óseo 
El pronóstico es muy variable dependiendo del tipo y localización del tumor, y por supuesto en él es benigno o maligno estado. Si se trata de un tumor secundario, muy a menudo la principal amenaza para la vida de los pacientes es el origen de la enfermedad maligna. 
Para los tumores benignos de la perspectiva se dice que es muy bueno, sin embargo, algunos tumores benignos pueden volverse cancerosas. Incluso con óseo maligno Tumores el pronóstico es bueno, sin embargo, que depende del nivel de progresión, si el cáncer se ha diseminado, la ubicación del tumor, el tipo de cáncer y el tamaño del tumor.
Bone tumors are a neoplastic growth (abnormal growth) of tissue inside your bones. The abnormal growths can be found to be either benign or malignant, so don’t always mean that cancer is present.
Bone tumors are placed into two categories, “primary tumors” and “secondary tumors”. Primary indicates that the tumor originated in the bone of cells and tissues derived from the bones. Secondary tumors may have originated in other tissues like the lungs or prostate, then moved (metastasized) into the bones. Some cancer regularly metastasize into the bones, including cancers of the lungs, breast, kidneys and thyroid.
Secondary malignant bone tumors are by far the more common, presenting 100 times more often than primary bone tumors.
Primary tumors are either benign tumors of cancerous (malignant). The benign bone tumors can develop for a number of reasons including injuries to the bones, neoplasms (abnormal growth), infections, developmental issues with the bones or inflammation. Primary tumors often appear in the femur and tibia.
Common benign primary bone tumors include osteoblastoma, enchondroma, fibrous dysplasia of bone, aneurysmal bone cyst and giant cell tumor of bone. Benign primary bone tumors do not metastasize. Malignant primary bone tumors can include fibrosarcoma, chondrosarcoma, osteosarcoma and Ewing’s sarcoma.
Secondary malignant bone tumors most commonly originate as carcinomas of the breast, lung, or prostate. However it is somewhat difficult to obtain the real statistics as to how cancers spread to the bone and metastasize, because by that stage the cancer has often already killed the patient.
Bone tumors are very painful and affect the movement of the patient dramatically. As the tumor grows, so does the level of pain that the patient experiences and putting weight on the joints and moving because difficult. In addition, patients often experience fatigue, weight loss, anemia, and bone fractures. However in rare cases, some patients do not experience much pain and just notice a bone mass building up on their body.

Treatment of Bone Tumors

The treatment will vary greatly depending on the type of tumor and if it is benign or malignant.
Radiotherapy and Chemotherapy are often used in treating some malignant bone tumors like Ewings Sarcoma with good success. A number of forms of chemotherapy treatment are available as well with good survival rates attached to that as well. Surgery is used to treat bone tumors that are well advanced. One of the great concerns with these procedures is bone loss and impact on bone density, so great care is taken when looking at the impact of treatment on the health of your bones.
Some medications can help with the bone loss and bone density issues associated with the radiological, chemotherapy and surgical treatments. Drugs like Metastron are also given to help with the pain of bone turmors.
Amputation is also an option to treat bone cancers that have reached an advanced level of progression. Sometimes “limb sparing surgery” can be used, where a significant section of bone is removed, but replaced by bone from another part of the body, allowing you to retain the limb. That may be in combination with radiological and chemotherapy treatment.

Bone Tumor Prognosis

The prognosis varies greatly depending on the type and location of the tumor, and of course on it’s benign or malignant status. If it is a secondary tumor, quite often the main threat to the patients life is the origin of the malignancy.
For benign tumors the outlook is said to be very good, however some benign tumors can become cancerous. Even with malignant bone tumors the outlook is good, however that depends upon the level of progression, if the cancer has spread, the location of the tumor, the type of cancer and the size of the tumor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *